jueves, 19 de febrero de 2009

Vida de un cómico


He tardado cinco días en leer este entretenido viaje por la España del mundo artístico. Seré sincero, a mi Alfredo Landa me parece una actor excepcional, único, irrepetible, difícil de comparar con otros compañeros de profesión. En el libro se dice que es el único actor que tiene un género propio, ya sabéis, Landismo le dicen. Para mi, personajes suyos deberían estar en la retina de todos, de obligada visión , vaya, pero claro, es una opinión personal: Paco el Bajo, Malvís, Germán Areta, etc.


Su visión del mundo artístico para mí es un listado de personajes habituales en otros mundos de la España de la Dictadura, aprovechados, listillos, gente sin escrúpulos, también honrados profesionales, aficionados con visos de profesionales, vendedores de humo, un reflejo de la sociedad que como tal se desarrollaba a la sombra de un régimen autoritario, primero, y después democratico.

Una delicia.

No hay comentarios: