lunes, 22 de febrero de 2010

Celda 211

El pasado viernes presencie una de las mejores películas carceleras que he visto en mi vida. Un buen guión, con personajes creíbles, historias que pueden ser ciertas, conversaciones con sentido , diálogos sacados de una posible realidad. Excelente final, la escena en la cual leemos el texto escrito en la pared de la celda que nos demuestra como ha cambiado la personalidad del personaje. Impresionante.

Si en vez de personajes españoles sus nombres fueran Badmother, John, otra sería la valoración de la mayoría de personas que acuden al cine. Pero no seamos españoles, disfrutemos de lo bien hecho.

No os la perdáis.

poster_final