domingo, 31 de marzo de 2013

Mauricio o las elecciones primarias

El texto de la revista dice: "Hablar de la realidad exige que hayan pasado al menos 25 años. Lo comprobé cuando escribí Mauricio o las elecciones primarias, porque me equivoqué al hablar de aquellas sociedad marcada por el desencanto, el sida, la crisis económica, por todos los pozos en los que habían ido cayendo las sucesivas libertades, ilusiones y rebeldías que parecía que iban a ser el gran cambio, en ese momento. Me costró muchísimo tomar la distancia entre mis recuerdos personales y la documentación. Me desorienté y desorienté al lector. "
No soy yo quién de llevar la contraria al autor, si bien es cierto que puedo emitir mi opinión acerca de esta interesante obra y mostrar mi increible certeza de que nos encontramos ante un retrato pormenorizado de una sociedad actual, quizas el sida no sea ya esa demoledora pandemia, pero la critica social y política es totalmente acertada.
Eduardo Mendoza fue mi descubrimiento en la literatura española, yo creo que tardío, pues conocía de su valía como autor pero no me hundí en su lectura hasta finales del año pasado;  en esta inmersión estoy descubriendo a personajes que me provocan malestar, risa, tristeza, pena, melancolía, todos los sentimientos que un gran autor puede generar con una prosa medida, sin artificios ni filigranas.
Durante una boda un convidado homosexual se lanza a criticar a la clase política de su época, suponemos que la España de inicios de los años 90, finales del siglo XX.
Este impagable texto se puede extrapolar y si lo situamos dentro de lo que está sucediendo en una Europa en descomposición social suena tremendamente actual.

Enhorabuena Eduardo.


No hay comentarios: