domingo, 26 de enero de 2014

Ignacio Minaverry Dora

Ignacio Minaverry es un autor argentino que me encanta. He descubierto una obra suya en la biblioteca. Fue galardonado como el mejor cómic argentino en el año 2009.
No es una novedad, ya sabéis los que en ocasiones visitáis mi bitácora que me gusta pasear por la biblioteca en busca de algo que llame mi atención.

En esta ocasión la historia de una joven que descubre documentos muy importantes sobre nazis al trabajar en un archivo berlinés.

Es una novela gráfica de iniciación y aventurera pues nuestra Dora viajará buscando la verdad a diversas ciudades europeas y hasta un pueblo remoto de la Argentina Pampeña.

Iniciación también en el aspecto sexual pues Dora tendrá de compañeras a diversas mujeres que le mostraran diferentes aspectos de un incipiente deseo sexual.

Sin ser claramente una novela gráfica de espías, nos encontramos con elementos propios de este género, con microfilms, engaños, tramas entrelazadas, muy agradables de leer, con un ritmo narrativo rápido, si bien hay bastantes descripciones espaciales, que no confieren lentitud a la lectura.

El autor crea un clima de escenas urbanas muy destacable, con una estética gráfica muy cercana al movimiento "naif" propio de los años 60 del siglo pasado.

Con respecto a la parte gráfica, la obra es muy interesante, no conozco otras publicaciones de este autor; como influencias, él mismo destaca que Jaime Hernández le gusta mucho, así que algo más ya compartimos.
Tiene una habilidad tremenda para manejar los claroscuros, equilibrando de una forma precisa entre el blanco y el negro que te invita a dirigir tu mirada hacía dónde él prefiere.

Buen reencuentro con autores sudamericanos, algo olvidados en mis lecturas más recientes.