sábado, 15 de marzo de 2014

Luis Durán El mago Descalzo


Me genera una gran tranquilidad las escenas que Luis Durán representa en esta obra. Su característico estilo gráfico se ve desarrollado enormemente en esta interesantísima novela gráfica.

Narración coral, como casí todas las suyas, en las que personajes anónimos muestran decisiones vitales trascendentales en estas casi 300 páginas de viajes, aventuras, descubrimientos y juegos.

Editada en el año 2008 por La Cúpula, Luis Durán nos presenta nuevamente a dos personajes infantiles, Adrián y Nicolás, los cuales, llevan el peso más importante de la historia, donde seres diminutos y fantásticos muestran una presencia muy especial
El Mago Descalzo nos muestra cómo mantener nuestra creencia en seres mágicos y fantásticos.
En esta ocasión, como en otras muchas obras suyas, la presencia de la naturaleza es parte importante de la narración, en este caso, las mariposas son personajes esenciales en la historia.

El capítulo "Don Genaro tocando el piano" es, para mí gusto, una sucesión de escenas y viñetas tan armónicas, bella, rítmica, con una coreografía gráfica hipnótica.

La curiosidad de los niños, la búsqueda de una realidad paralela, fantástica, hacen de estos personajes, grandes creadores de ilusiones, de juegos, de misterio, que a la vez, provocan en el lector una doble lectura, primero una sencilla visión, pero...por otra parte: ¿Quién no querría dejar de crecer? Leyendo el mago descalzo seguro encontrarás motivos para ello.