miércoles, 13 de julio de 2016

Lugares oscuros

Los personajes que atraviesan las líneas de esta obra son seres alejados de la vida. Realmente son atravesados por una violencia sin freno, ajenos a un futuro esperanzador, inmersos en un presente agrio, áspero. Marcados por un pasado oscuro y plagado de mentiras.

"Albergo la maldad en mi interior, tan real como un órgano más". Se inicia con esta estremecedora frase una obra descarnada.

El argumento de Lugares oscuros, novela de la americana Gillian Flynn que Reservoir Books edita en su colección Roja y Negra, es la búsqueda de la identidad de la superviviente de una matanza familiar en Kinnakee, Kansas.



Libby Day, una niña pequeña se libra de un asesinato múltiple que su hermano realiza en su granja, mata a dos de sus hermanas y a su madre, mientras ella se libra escapando por las fincas de alrededor. Posteriormente declarará contra su hermano y será ingresado en prisión. A partir de esta situación la protagonista se verá inmersa en una vida carente de sentido y sin aliciente. La novela comienza describiendo el oscuro presente de Libby, carente de afecto, ilusión y lleno de pereza y tristeza.

Su motivación surge cuando veinticinco años después,  el Kill Club, sociedad secreta que analiza crímenes famosos, le solicita que participe de sus reuniones. A partir de un acuerdo que establece con el club encontrará las dudas que certifican su aislamiento y miedo a una realidad diferente. Este viaje a su pasado mirado desde una perspectiva contraria, no aceptando una realidad tangible para ella, desmorona su inestable visión de la vida, a la vez que inicia un camino nuevo donde puede llenar el vacío existencial que la ahoga. La reunión con su hermano en la cárcel, visitar a su padre, hablar con la autora de su libro, etc. ; personas todas ellas que proporcionan un nuevo entramado a su endeble vida.


Tengo que hacer un esfuerzo por recordar una obra que me mostrara una realidad rural tan obsesiva, en algún momento pienso que quizás no sea ficción,  por lo acertada de sus descripciones del paisaje y los excelentes diálogos, parecen sacados de una entrevista con testigos de una acción. Nos encontramos ante una ágil  autora en el terreno de crear atmósferas oscuras y terribles.

El estilo de narración, que nos adentra en capítulos presentes guiados por la acción de Libby, conjuntamente acompañado de la visión pasada de los diferentes protagonistas inmersos en la tragedia de la familia Day,  proporcionan al lector dos sendas narrativas que llevan a un mismo fin argumental. Libby, ve cerrado su círculo personal y nosotros acompañamos diversas visiones diferentes de un mismo hecho.

Otro éxito de la autora es la forma que tiene de mostrar las carencias de los personajes, de forma que no existen héroes, o villanos malvados y horribles, a quién odiar rápidamente. Es la reacción ante los sucesos y nuestro posicionamiento, creencias, deseos, miedos quienes nos dirigen a tomar decisiones equivocadas.
 Me encanta la opinión de Ben al finalizar el libro A veces se sentía como si hubiera estado lejos toda su vida: en el exilio, lejos del hogar donde se suponía que debía estar... Adolescente sin un lugar para cobijarse.
Recomiendo encarecidamente la lectura de esta obra, es, pertenece a una colección literaria de misterio, intriga, si bien párrafos de esta novela podrían emplearse en clases de psicología. No es una obra de entretenimiento estival, es una reflexión sobre nuestra búsqueda interior.
Por cierto, tengo pendiente ver la adaptación al cine, protagonizada por Charlize Theron en el papel de Libby.


No hay comentarios: