lunes, 8 de agosto de 2016

Corto Maltés "Bajo el sol de medianoche"

Vamos con la tercera entrega de autores y obras que a partir de hoy podemos ver en el festival de banda deseñada Viñetas desde o Atlántico 2016.

Me atrevo.... doy mi opinón sobre la obra de Juan Díaz Canales, en los excelentes diálogos y Ruben Pellejero en los trazos precisos: Cortos Maltés "Bajo el sol de medianoche".

No me gustaría estar durante toda esta entrada hablando del pasado de Corto Maltés o de los autores que han decidido enfrentarse al reto de crear dos obras del marinero maltés, así que me dispongo a analizar brevemente esta novela gráfica como habitualmente hago.

Comanda

Vamos con un primer plato
Ingredientes: un tesoro, una búsqueda, mujeres guapas, exploradores, amigos, terror, tormentas en el mar, utopía, opresión, odio, promesas, espías, acertijos, reencuentros.
82 páginas de acción a todo color, encuadernado en tapa dura por Norma Editorial. Se incluyen 12 páginas con dibujos inéditos y opiniones de los autores.



Emplatar

Las cantidades y la forma de mezclar estos ingredientes pueden convertir a una obra en un entretenimiento temporal o en una invitación a la reflexión personal. En mi parecer creo que en este caso se produce una poso a este segundo ejercicio  al constatar la existencia de personajes históricos variados e intemporales, por ejemplo cuando uno de los personajes lee a Robespierre en las montañas de Alaska al inicio del siglo XX, mientras encabeza una revolución contra el hombre blanco; y otro personaje es guía inuit  asiduo lector de la revista Scientific American. Opino que el entretenimiento es secundario, necesario  pero no esencial. Son una muestra de la variedad de formas de buscar la justicia. En la novela descubriremos varias mas, como la trata de blancas o el comercio de materiales energéticos necesarios para las guerras.

En el desarrollo de la obra vemos como los personajes van tomando peso, y nuevamente Corto es un observador de hechos que transformaran a las personas y a las sociedades que la conforman. Los diálogos nos proporcionan un elemento esclarecedor y a la vez dramático.

El desarrollo de la narración es tremendamente importante proporcionando diferentes historias que, poco a poco se van cerrando, haciendo del viaje un elemento vital y cumpliendo objetivos, siendo el fin inicial un elemento más, al que se unen otros, y pasa a ser sólo la parada final del trayecto.



Hablar del dibujo. Rubén Pellejero logra un efecto importante, leer, mirar sin pensar, las viñetas se suceden a ritmo endiablado. A veces paras, pues una frase te parece importante, y te das cuenta que ya van treinta y tantas. Decides volver a otra página para retomar el hilo, por si se ha pasado algo.
No hay grandes detalles en las máquinas, o en los ambientes, pero sí en las caras, gestos, movimientos corporales, que junto con los silencios o las viñetas descriptivas proporcionan un ritmo narrativo ágil propio de una novela gráfica de temática aventurera. La disposición, tamaño y el número de las viñetas en la página ayuda al visualizar la acción de una manera rápida.

Digestión

Recomendar esta obra de Corto es para mi una obligación. Varias horas de disfrute desde que fue impresa. Ya es un clásico en mis Paradas Obrigadas.

No me atrevo a analizar al personaje, ni mucho menos a su creador original, otros excelentes autores lo han realizado de forma exhaustiva, Angel de la Calle en su biografía Hugo Pratt La mano de Dios , o la conversaciones mantenidas entre Hugo Pratt y Dominique Petitfaux Hugo Pratt A la sombra de Corto. En estas completas obras podrás conocer los cimientos de un personaje universal.

Me gustaría invitaros a que acudamos a ver las exposiciones del Viñetas y los distintos eventos que la organización ha preparado. Juan Díaz Canales y Ruben Pellejero comentaran sus obras el jueves 12 a las 19:45 en el Kiosko Alfonso.


¡Adiós Corto! ¡Qué tengas buen viento!