miércoles, 31 de agosto de 2016

Un cadáver en Port du Bélon


El cadáver de un hombre está tirado en un aparcamiento. Luego desaparece. La testigo del suceso no es quién dice ser. Otro cadáver aparece en un monte cercano. No hay móvil para estos asesinatos y desapariciones de cuerpos. Esta es parte de la libreta en la que el comisario Dupin va anotando monótonamente datos y hechos.

La crianza y venta de ostras; la aparición de grupos de druidas se dan la mano en una investigación policial que remueve un pequeño puerto pesquero de la Bretaña francesa.



Cuarta entrega de una serie editada por Grijalbo que nos adentra en la descripción de los comportamientos humanos más cercanos y dañinos. Viejas rencillas, matrimonios separados, ventas ilegales, envidias, son parte de nosotros y de los personajes de esta ágil novela.

Cada capítulo describe un día de la investigación, por lo que veremos en sólo cuatro capítulos como el comisario Dupin dialoga con divergentes pobladores de un pueblo orgulloso de su origen.

332 páginas de una narrativa ágil, llena de conversaciones y descripciones paisajistas y humanas. Elemento importante en la novela es la pertenencia de Bretaña al conjunto de naciones celtas; en varias ocasiones el autor nos describe elementos de una sociedad que lucha por mantener una identidad propia en un mundo que se encuentra en continua imitación social, o globalización.


El grupo policial que se nos muestra es dispar pero muy completo, como sucede con muchas de las diferentes novelas que podemos encontrar actualmente, esto no es una novedad, si bien se agradece en las narraciones cuando se produce una investigación que se adentra en diferentes espacios físicos, como es en el caso de esta novela.

Jean Luc Bannalec nos introduce en una novela policíaca con personajes prototípicos cercanos a los cánones actuales del género. El personaje principal es un varón, de carácter más bien retraído, si bien es sociable, intuitivo, pero que emplea muy adecuadamente un método deductivo muy pendiente de los detalles y los comportamientos conductuales de los investigados que le produce enormes beneficios.
Seguro que leeremos una quinta entrega.

He podido leer esta interesante novela gracias a la comunidad de lectores "Edición Anticipada", que me ha facilitado su lectura online. Daros una vuelta por ella y apuntaros, merece mucho la pena.