martes, 4 de marzo de 2014

Sky Hawk

Es difícil mejorar el comentario que de Sky Hawk realiza Jean <> Giraud en el prólogo que la edición de Ponent Mon realizó en el año 2010:" ...Pero Jino Taniguchi, un maestro de lo inaprensible, un samurái de pluma desprovisto de todo miedo, y que es capaz de saltar de un género a otro con agilidad dejando tras de sí obras de arte incontestables, era sin duda el único mangaka capaz de entrar en este mundo tan particular del western".

Esta obra nos muestra una historia que, mezcla de ficción y documental, narra la relación entre dos samurais exiliados a USA durante la Restauración Meiji a finales del siglo XIX.
Ficción muy bien documentada que mezcla hechos históricos muy reconocidos en la lucha entre los USA y la nación india, en concreto todos aquellos sucesos que dieron lugar a la denominada Guerra por las Black Hills y que incluye la famosa batalla de Little Big Horn.
La inclusión de dos samurais en estos hechos se realiza hermanando las culturas japonesa e india, el código Bushido japonés y las normas de combate de los indios, el uso de armas similares, arcos, espada, tomahawk, pero, además de aspectos bélicos, uno de los factores que preside esta obra es el respeto por la naturaleza y el amor por un estilo de vida que funde sus raíces en ella frente al modelo expoliador y destructivo del gobierno de los USA y sus beneficios comerciales y económicos.

Me ha sorprendido muy gratamente esta obra de Taniguchi. Hasta el momento no conocía novelas suyas con tanta acción y aventura, no soy un experto en su trabajo, sólo un lector que busca emocionarse disfrutando con aquello que lee y me llamó poderosamente la atención ver en la tapa del albúm el nombre de Taniguchi y debajo dos protagonistas a caballo y con prendas similares a las que usaban los indios americanos, un Western?, pensé, y acerté. En este enlace se puede disfrutar de las primeras páginas en la web de Ponent Mon.

Descubrí a Taniguchi en los años 90, en las páginas del Vibora, destacan unas líneas de trazo sencillo, con un equilibrio tremendo entre las viñetas y el desarrollo de la historia, con una mezcla de ternura y pasión entre los primeros planos y el espacio circundante.
Es El Caminante.
Más tarde vino Barrio Lejano y Los Años Dulces, obras todas ellas gracias a la Biblioteca González Garcés, la cual posee una buena colección de este autor.
Si tienes un rato acude a tu librería o a la biblioteca y piérdete en esta aventura de fin de siglo donde un tipo de vida desaparece y otro irrumpe destruyendo todo a su paso.
Genial novela gráfica con elementos que la convierten en un clásico del género y en una obra atemporal, al mismo tiempo.
Genial Taniguchi(ya tengo otra novela suya en la mesilla de noche).