jueves, 8 de diciembre de 2016

Burlando a la parca

En ocasiones encuentro joyas curiosas por las estanterías de las tiendas de usados, en otras solo libros con una mala vida o mal cuidados por sus poseedores.
Hace un mes un título llamativo destacó entre otros. Burlando a la Parca de Josh Bazell.


Un médico con habilidades sanitarias escasas debe resolver un problema que, poco a poco tiende a complicarse poniendo en vilo su propia existencia. Este problema es provocado por su pasado, relacionado con la mafia y diferentes trabajos que realizó para ellos. Mientras tanto debe resolver los casos médicos que se le presentan en su agitada guardia en el hospital.
Todos eses recursos que le sirvieron en su vida lejos de la ley serán muy necesarios para eludir a la Parca que busca un nuevo elemento para su particular colección. A medida que la acción se va desarrollando nuestro particular facultativo sanitario nos cuenta su particular historia personal.

311 páginas de acción y humor traducidas por Benito Gómez Ibáñez editadas por Anagrama en su colección Compactos en el año 2011.

Historia particular  y peculiar que nos muestra una gran cantidad de acción de una forma sencilla y con unos diálogos directos y cotidianos con dosis de agresividad y violencia sin llegar a ser soez o molesta.

Esta lectura es diversa en cuanto a su planteamiento ya que acabas tomando posición por un ser que se ha dedicado a eliminar a personas molestas para la mafia, con una libertad de acción total. Quizás el uso del humor como elemento importante de la obra le confiere un halo de entretenimiento mientras nos describe complicadas operaciones médicas y nos muestra los pensamientos, llenos de miedo y pavor, de los sanitarios, médicos, cirujanos que se encargan de dichas operaciones.

Me lo he pasado genial leyendo esta novela diferente.

No hay comentarios: