domingo, 8 de agosto de 2010

Los demonios de Berlín




Mi entrada en este fascinante mundo de los blogs fue gracias a la bitácora que posee este autor. Ignacio del Valle. ¿Cómo descubrí su espacio?, después de leer una obra amena, llena de poder y de humanismo: El tiempo de los emperadores extraños.

Ahora he terminado de leer un tercer punto de inflexión en la vida del personaje literario que va descubriendo sus limitaciones, los horrores de la guerra, sus miedos, el lado perverso del ser humano. Arturo Andrade se maneja en momentos históricos de gran calado y es capaz de descubrir todo aquello que se propone. Aunque a veces no le gusta tanto lo que encuentra. La prosa ágil te permite una lectura rápida, en la cual se introducen reflexiones humanas de profundo sentimiento.