domingo, 19 de septiembre de 2010

Un recuerdo lejano


Uno de los descubrimientos de este verano en las exposiciones de Viñetas fue la obra de esta autora. Me encantó su estilo, minimalista, detallista, lleno de fuerza y de amor por su obra.
Me engancho la primera lectura, los personajes, bien descritos y con un un toque de humor constante que nos muestra las debilidades y fortalezas de tres personajes cotidianos en cualquier parte del mundo.
Dicho así parece un tostón, si bien, el ritmo, la aparición de personajes secundarios hilarantes, convierten a esta obra, y a sus dos siguientes tomos, en una lectura obligada a cualquier lector de historietas.
Preciosa.
Increible el epílogo.

No hay comentarios: